Nombre: L. K.
Fecha: 12/2007

Con permiso, voy a entrar. Me llamo Luis (no "Carlos"). Estoy viviendo en el sur de la Florida (U.S.A.) desde hace 5 años y confieso que he leído tu "Busco al hombre...". Confieso, tambien, que me ha picado el bichito de la curiosidad y quise conocerte, al menos por foto. Por eso me fui a tu sitio web para sacarme la duda de cómo podía verse una mina como vos. Y, tercera y última confesión, lo prometo, la verdad es que te ves mucho mejor de lo que te imaginé. No cometeré' la torpeza de decirte que no sé cómo un hombre pudo haberte dejado ir porque cada quien tendrá sus razones para obrar como lo hace y se las respeto. Solamente decirte que, al margen de lo que hayas querido lograr, si te propusiste entretener, algo lograste conmigo (y te aseguro que, sin ser un amargado, no es sencillo); si quisiste simplemente darles a tus congéneres femeninas cierto tipo de información de cómo actuar ante circunstancias similares a las que vos atravesás/te, muy probablemente lo hayas logrado tomando en cuenta los comentarios que he recibido de mis contactos femeninos (entre ellos mi hermana) en Argentina y otros países de habla hispana. Así que, si me lo permitís, te transmito mi total apoyo en continuar tu obra de "iluminación" para el bien de todos y, porque no, de tu bolsillo también.

Cerrar esta ventana