"Vivirsola. Se puede"

...Algo todavía funciona muy mal en el proceso social y cultural si, en estos tiempos en que se incrementa a ojos vista el número de mujeres ejecutivas, empresarias y profesionales de todo tipo, sube la tasa de femicidios de manera aterradora. En algún lugar de nuestra sociedad parece estar agazapado un número considerable de hombres muy enojados ante los cambios; una cantidad preocupante de varones que parecen sentir que estas mujeres que se atreven a tanto son un desafío insoportable. El número de las mujeres que viven solas por decisión propia, aunque les cueste juntar el coraje inicial necesario, aumenta. Para estas mujeres, inicialmente aterradas ante la sola idea de la soledad, es importante desestigmatizar la realidad o, mejor aún, revelar honestamente y sin reparos las muchas ventajas y situaciones placenteras relacionadas con el simple hecho de vivirsola. Un concepto que lleva implícitas las tan desconocidas como agradables circunstancias de la propia libertad. Mientras la tasa de divorcios en las parejas 55+ sigue creciendo (para algunos sorpresivamente, para otras… no tanto), mientras por obvias razones la viudez alcanza a las mujeres mayores, vivirsola no solo se puede y muy bien, sino que para muchas mujeres se devela, ante su propio asombro y muy especialmente en la edad madura, como una situación plena de nuevas posibilidades. Aunque en la mayoría de los casos, reconozcámoslo, todavía resulte un lujo duro de ganar.

Cerrar esta ventana